El primero en darse cuenta fue Stevens (1977)

…ahora me doy cuenta de que me encuentro cómodo escribiendo frente a la pantalla del ordenador. Éste es un estímulo procedente del mundo exterior. Me doy cuenta de que me asaltan múltiples ideas a la mente. Esto es un pensamiento, es un estímulo del mundo interior. Me observan, deben pensar que estoy estático, como hipnotizado. Se trata de una percepción subjetiva. No tengo la certeza de que sea real, por lo tanto, este pensamiento es producto de la fantasía. Tengo la imperiosa necesidad de escribir sin cesar aquellas palabras que me brinden la frase adecuada. Es un estímulo del mundo interior. Ahora me doy cuenta de que comienza a molestarme la pierna izquierda cruzada sobre la derecha y necesito cambiar de postura. Éste es un estímulo interior deducido de un estímulo exterior. El teléfono suena una y otra vez. Es un estímulo exterior. El responsable de la llamada debe haberse hartado al no obtener respuesta. Tal estímulo es producto de la fantasía. Me doy cuenta de que me encuentro sumido en un análisis constante de mis sensaciones. Este estímulo procede del mundo interior. Me sobresalta el zumbido de un insecto en el mundo exterior. Decido no acudir a una reunión importante, estímulo del mundo interior, el tiempo es tan desapacible que seguramente los demás tampoco asistan. Éste es un estímulo producto de la fantasía…

Safe Creative #1106139453331

Anuncios

32 responses to this post.

  1. No tengo muy claro que los estímulos productos de la fantasía no pertenezcan al mundo interior, supongo que daría para una buena charla… Esa sensación procede de un estímulo del mundo interior.

    Saludos procedentes del mundo exterior.

    Responder

    • Por supuesto que pertenecen al mundo interior pero con la connotación de que su origen está sujeto a algo de lo que no podemos estar seguros. Lo que pretendo resaltar con este relato es cómo se mezclan en el cerebro las sensaciones procedentes de distintas fuentes o estímulos, que en este caso cuentan una breve historia.
      Saludos.

      Responder

  2. Posted by Ana Azul on junio 13, 2011 at 10:53 am

    Cada uno elige sus fantasías y las transporta a su mundo externo o interno. Si no soñaramos, no seríamos lo que somos. Besos azules
    Ana

    Responder

    • Siempre y cuando no nos perjudiquen. Nuestro principal enemigo somos nosotros mismos, debemos tener cuidado con las fantasías que decidimos admitir en nuestro pensamiento. Obviamente, viva el mundo de la fantasía e imaginación.
      Besos

      Responder

  3. Los estímulos internos, a veces, los proyectamos en el exterior.

    Saludos.

    Responder

    • Es una pena que sólo a veces hagamos partícipes a los demás de nuestras verdaderas sensaciones. Si un día desapareciesen las máscaras nos volveríamos tan humanos que apenas reconoceríamos el mundo en que vivimos.
      Gracias por tu comentario y por tu visita.
      Saludos

      Responder

  4. Pienso que “a” es un exponente que depende del tipo de estímulo y “k” es una constante de la proporcionalidad que depende del tipo de estímulo y de las unidades usadas.. Por lo tanto si “a” es un exponente y “k” es una constante, no sé cual sería el estímulo más adecuado.
    Besitos

    Responder

  5. Porque sé que no hay sopa de letras.. pero tu post me ha dejado pensando igual que en la Gran -jarana.

    Estimulos.. uhm.. al final, no es todo subjetivo?

    Inspiración pensando.

    🙂

    Responder

    • 😀 Me temo que sí. Aunque del significado de unos estarás segura mientras que de aquellos que provienen de los demás uno no puede estarlo, se convierten en meras elucubraciones a las cuales no se les puede dar crédito.
      Un abrazo.

      Responder

  6. La linea que separa el mundo de la fantasía y el de la realidad es a veces imperceptible sobre todo para los seres humanos a quienes les gusta escribir, como a nosotros, y por lo tanto inventar personajes, escenarios, etc…
    Un cordial saludo,

    Responder

  7. Me voy a dejar de interiores y exteriores, pero te aseguro que leeros a mis “elegidos”, a demás de ser una fuente de placer, estimula mi materia gris, manteniendo en perfecto estado sus engranajes. Bueno, los lapsus no cuentan, ¿verdad?, porque voy servida!!
    Sois todos tan distintos, que voy pasando por las más variopintas emociones en apenas unos momentos.
    Y eso… eso os lo agradezco.
    ¡Besitos, que tengas una semana muy feliz!

    Responder

    • jaja, me estoy poniendo un poco denso con mis últimos relatos, lo reconozco. A ver si me entra la inspiración para escribir algo más ameno. 🙂
      Un beso, maja.
      Feliz semana!!

      Responder

  8. Cuando escribo, hay un estímulo exterior que me saca de quicio: el teléfono. Salvo raras excepciones, no suelo contestar.

    Me han gustado tus estímulos, Charles.

    Responder

  9. Lo bueno de tus escritos es poder apreciar que escribes con libertad, estimulado por tus pensamientos, es bueno también para mi leerte, porque me doy cuenta que como escribí un día…, somos de la misma madera…
    Sigue amigo…
    Abrazos
    C.

    Responder

    • Si he podido producir ese tipo de estímulo en cada una de las visitas a mi blog me doy enteramente por satisfecho. Gracias Carlos.
      Un abrazo.

      Responder

      • Sabes…, tu escrito me inspiro a escribir unas letras, quizás ya las pudiste leer en mi blog, el título es… “Caminando en la oscuridad”, así de simple amigo, caminamos a veces caminos similares…
        Abrazos
        C.

  10. Posted by mar on junio 15, 2011 at 7:26 pm

    Hola. Es la primera vez que escribo, y quizá diga alguna estupidez.

    Leyendo este relato, me surgen muchas preguntas. Huir,,,, pero ¿de qué? ¿de quién ? y ¿adónde?
    Antes de huir, quizá hay que pensar que algunas de las cosas de las que huimos se pueden esquivar, se pueden minimizar para, a cambio ,maximizar otras.
    Y sobre todo, asegurarnos de que los fantasmas de los que huimos no nos van a perseguir…..y que huimos totalmente sin equipaje.
    Saludos.

    Responder

    • No, estupidez ninguna. Aunque has escrito el comentario en el relato equivocado, pero por lo demás bien… has dejado tu opinión 😀
      Gracias Mar por tus palabras.
      Besos

      Responder

  11. Interesante… por mi parte me he dado cuenta que a veces confundo la fantasía y la realidad, los estímulos interiores y exteriores, talves este hecha un lío y para tratar de solventarlo un poco solo puedo escribir, en una necesidad de fundir todo, mezclarlo…

    Me gustan tus palabras porque expresan un sentir, no importa tanto el significado de cada una, sino la idea plasmada en total.

    Un abrazo.

    Responder

    • Yo la última vez que confundí la fantasía con la realidad iba camino del hospital. En fin… episodios del pasado. Hoy distingo que si pongo en boca de los demás suposiciones personales sé que me las invento se trata sólo de suposiciones, así que estaría fantaseando. Celebro que te guste este relato porque estaba convencido de que no iba a gustar a casi nadie, lo cual ha sido otra fantasía por mi parte. Gracias Flori.
      Un abrazo.

      Responder

      • Las suposiciones son un ejemplo claro de las fantasías, para ir más allá sabrás de las dolencias físicas causadas por nuestra mente: las somatizaciones, pues no provienen del interior estas dolencias? Uno podría enredarse en saber que tanto es un estimulo interno, o externo.
        Gracias a ti.

  12. Posted by Rafael Arranz Baños on junio 16, 2011 at 12:21 am

    Me estoy rompiendo la cabeza para contestarte: estímulo interior.
    ¿No estarás dando una clase a alumnos con alto (CI)?: percepción subjetiva, estímulo de la fantasía.
    Estoy con las piernas cruzadas y la condrocalcinosis me está jodiendo: estímulo exterior.
    Besos.

    Responder

  13. Posted by Pericles on junio 16, 2011 at 1:14 pm

    A tu personaje, o a ti mismo,(es lo de menos) le ocurre lo contrario que a mí. Ya no me subyuga estar frente a la pantalla del ordenador. Los estímulos interiores me han hecho despertar de mi pseudo-absorción por parte de esos estímulos ajenos que denominas externos. Por otra parte Barry Stevens no sé si tenía clara la diferencia entre los tres mundos que preconiza.
    Un saludo. Raf

    Responder

    • No sé de quién me estás hablando. El Stevens del que hablo se llama John. En cuanto a lo de que tenga dudas del proceso de “darse cuenta” lo tiene bastante claro:
      El darse cuenta del mundo exterior. Esto es, contacto sensorial actual con objetos y eventos en el presente.
      El darse cuenta del mundo interior. Esto es, contacto sensorial actual con eventos internos en el presente.
      El darse cuenta de la fantasía. Esto incluye toda la actividad mental que abarca más allá de lo que transcurre en el presente.
      Saludos.

      Responder

      • Posted by Pericles on junio 17, 2011 at 8:43 am

        Estás seguro, a mí no me figura nadie como John Stevens salvo un capitán, traductor e hispanista inglés que falleció en 1726.
        Saludos.

  14. Claro, no voy a escribir sobre una persona de la que no sé ni su nombre. John O. Stevens tiene un libro muy interesante sobre el tema que trato. Búscalo así y lo encontrarás en primera línea en google. Nos vemos en breve!

    Responder

  15. Posted by Jim on junio 28, 2011 at 9:10 pm

    Huuuummm, interesante reflexión, a la par que Instructiva. Como se podría definir…. un relato estimulante??
    La verdad nunca había visto las cosas de ese modo, valorando la procedencia de nuestras órdenes cerebrales. Puede ser un curioso ejercicio mental para hacerlo de vez en cuando. El problema vendría cuando fuera algo permanente. Demasiado estress mental. Supongo que un buen ejercicio de meditación podría alejar ese brainstorming…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: