Pajas mentales

La última persona con la que me cruce corriendo me pegará sus cualidades físicas para siempre.

En cosas como ésta me dedico a pensar habitualmente. Lo sé, parece un ejercicio de inutilidad supina.

Voy corriendo por una pista en un parque. Los corredores la usamos en uno u otro sentido, es decir, puedo alcanzar a los que transitan en el mismo sentido que yo, o cruzarme con quien lo hace en sentido contrario. El asunto es que a menudo apuesto conmigo mismo que voy a ser capaz de sobrepasar al de delante en el momento en que ambos alcancemos, por ejemplo, la farola del final de la curva. Apuesto también que voy a cruzarme de nuevo con la persona que corre en el sentido contrario al mío mucho después del punto en que me crucé en la vuelta anterior. Esta diversión tan sui géneris me permite aguantar mejor el desgaste físico.

Como decía al comienzo, en esta ocasión me ha dado la ventolera de imaginar una idea fantástica que consiste en que la última persona que me cruce antes de parar la marcha me transmitirá, por arte de magia, sus cualidades físicas como corredor, para siempre.

Por ese motivo no pararé hasta reventar porque no hago más que adelantar a gente lenta, a puros principiantes. No es que yo sea un atleta profesional pero en este circuito pocos son más rápidos que yo. Sería terrible que se me pegara de por vida la resistencia de alguien que vaya pisando huevos. Me gustaría, por qué no, correr como el hombre más rápido de todos los tiempos. Usain Bolt.

Tendría que correr sin pausa hasta toparme con él en el país donde se encuentre. Atravesaría fronteras, autopistas, montañas, llanuras hasta llegar a la ciudad en cuestión. Al llegar exhausto a sus calles me vería rodeado de gente con cualidades físicas mediocres con lo que no podría flaquear, continuaría con más ahínco aún para no parar y convertir mi propósito en una debacle. Si lo viera, por ejemplo, en un restaurante, lo miraría y me sentaría a su lado. Parado y sin perderlo de vista tendría plenas garantías de haberme transmitido todas sus capacidades físicas. Por otro lado, si así ocurriera, los resultados de ambos en las carreras podrían ser idénticos, acabaríamos siempre empatados. Una posible solución a este problema podría consistir en coincidir con él durante uno de sus entrenamientos. En el transcurso de la prueba de los cien metros lisos, en el instante en que alcanzase su máxima velocidad, una persona tendría que hayarse allí, de pie, en la mitad de la pista de atletismo para propinarle un buen collejón que provocara un leve aumento de su velocidad. En dicho instante, tras observarlo, cerraría los ojos de inmediato parando mi marcha. Me habría transmitido su velocidad aumentada tras el golpe. Así batiría al mismísimo Usain Bolt. Sería yo quien poseyera el magnífico don de ser el hombre más rápido de la historia consiguiendo un nuevo y espectacular récord del mundo.

Safe Creative #1208252169738

Anuncios

11 responses to this post.

  1. ¿No sería ideal compartir con el el podio? Un abrazo (excelente “ejercicio” el que has hecho)

    Responder

  2. Estás hecho todo un elemento, eso sí, la solución del collejón me parece correcta…

    Besitos

    Responder

  3. Esto si que es toda una paja mental, con collejón incluido.
    De cualquier manera, tú eres el más rápido si te lo propones y eso no es una paja mental.

    Besitos

    Responder

  4. Una idea muy original.

    El 25 de agosto de 2012 18:50, Carlos Arranz

    Responder

  5. jejejjejejeje, ¡estoy de retiro bloguero y pienso volver en breve, pero como voy leyendo el correo, el título me ha llamado la atención!! Es que de esas soy una experta, tanto que me he tenido que leer el libro de autoayuda “Como dejar de hacerse pajas mentales”… ejem, me reservo los resultados tras su estudio 😀

    Eres un artista, que quieres que te diga, jejejeje, sigue, sigue haciéndotelas, que merecen la pena ser contadas 😆 😆 😆

    Me alegra que vuelvas a postear dear Sir Charles 😀 😀 😀

    Responder

  6. No sé si el collejón es bueno, mejor sería un petardo en…
    Una idea original

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: